Vanessa Ruiz, la joven soñadora

Escrito por el julio 6, 2019

Vanessa era una joven soñadora, divertida…muy risueña. Tenía muchos sueños. «Tenías que agarrarle la onda», recuerda entre lágrimas Abi, su hermana.

Han transcurrido cinco meses desde el feminicidio de Vanessa Ruiz Guzmán.

La madrugada del 2 de febrero, su cuerpo fue localizado en un camino del poblado de Chimal, perteneciente al municipio de Ozumba, Estado de México. Horas antes, Vanessa se encontraba en Cuautla, Morelos, regresaba después de haber compartido un día con su novio. Ese viernes, en la noche, abordó una camioneta de transporte público de la Ruta 85, se dirigía a su casa ubicada en San Juan Tehuixtitlán, Estado de México. Ese fue la última noticia que su familia tuvo de ella.

Febrero sería el inicio de los días más tristes y amargos para la familia Ruiz Guzmán. «Estamos tratando de vivir», responde después de un prolongado silencio Alfredo Ruiz, papá de Vanessa. Y es que la vida cambió. En su casa ya no se escucha música. Todos lloran. La noche es muy difícil, relata Abi y continúa, «te llega el sentimiento…piensas en ella. He visto a mis papás muy tristes. Mal».

Vanessa tenía 22 años, cursaba el octavo semestre de la licenciatura en Nutrición, en el Centro Universitario UAEM Amecameca. En pocos meses concluiría su carrera.

Días después de su asesinato se realizaron varias movilizaciones en los municipios de Ozumba, Amecameca y Atlautla. Con el hashtag #NiUnaMenos o #JusticiaParaVanessa, lo mismo amigas y compañeros; familiares y conocidos; mujeres: madres e hijas o personas que no conocieron a la joven salieron a las calles para reclamar justicia y exigir a las autoridades acciones eficaces para combatir los altos índices de criminalidad registrados en la región de los volcanes.

Abi recuerda esos días, los de las marchas. En medio del dolor sus palabras son de agradecimiento a todas las personas que se movilizaron para no dejar invisible a Vanessa, «cada uno siente el dolor distinto. Vi a personas que querían a mi hermana [aun] sin conocerla. Lloraban con nosotros».

Las calles se llenaron con el dolor y la impotencia. Vanessa, la joven universitaria, sin saberlo movilizó el sentir de una región sumida en el olvido y el desapego gubernamental. Esta zona, la de los majestuosos volcanes, es parte del mapa del convulsionado Estado de México.

De acuerdo a datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio [OCNF], 18 de los 32 estados del país tienen declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres [AVGM]. Una de las entidades más violentas para las mujeres es el Estado de México, donde la violencia feminicida creció más del 65 por ciento en 2018.

En julio de 2015, se declaró esta alerta en once municipios del Estado de México: Ecatepec, Tlalnepantla, Toluca, Naucalpan, Tultitlán, Cuautitlán Izcalli, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Valle de Chalco, Ixtapaluca y Chalco.

A pesar de ello, los asesinatos y desapariciones de mujeres, niñas y adolescentes continúan.

***

Tres días después, el 5 de febrero, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México [FGJEM] dio a conocer la detención de Ricardo “N” por su probable responsabilidad en el asesinato de Vanessa. El presunto feminicida fue detenido y remitido al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Huitzilzingo, Chalco, donde quedó a disposición de un juez que determinaría su situación legal por el delito de feminicidio.

La mañana del 5 de julio de 2019, en los Juzgados Penales de Primera Instancia, se llevó a cabo la tercera audiencia por el caso del asesinato de Vanessa. Audiencia que fue suspendida. Afuera de los juzgados y del Centro Penitenciario de Huitzilzingo, familiares y amigos de la universitaria se manifestaron para exigir justicia. Para recordar que el caso no puede ni debe quedar impune.

Hasta la publicación de este texto se han realizado dos audiencias por este caso: la primera fue de imputación; la segunda, de vinculación a juicio. Además, del desahogo de pruebas, que ya fue realizado.

Afuera de la mole de concreto que alberga a los juzgados, Alfredo Ruiz Sánchez, padre de Vanessa, señaló que la tercera audiencia fue suspendida, ya que no se le notificó a su esposa.

En el oficio de acusación se menciona a dos ofendidos [su esposa y él]. El juez señala que a mi esposa no se le notificó, sólo a mí. Señalé que era representante de ambos, pero el abogado decidió que se notifique también a mi esposa para anexar más pruebas en contra [de Ricardo “N”] y sean llevadas al juicio».

La audiencia quedó reprogramada para el 2 de agosto. Este día se definirá si el caso por el feminicidio de Vanessa será mediante el proceso de juicio abreviado o juicio ordinario. La familia Ruiz Guzmán ha manifestado que el proceso sea a través de un juicio ordinario, con la finalidad de alcanzar una sentencia máxima de 70 años para el imputado por el asesinato de su hija.

***

«Creo en la justicia. ¡Habrá justicia para Vanessa!», dice contundente Alfredo Ruiz. El también profesor acompaña su exigencia con palabras de agradecimiento por el apoyo. Por la actitud solidaria, como llama él a las muestras de empatía de las personas que sin conocer a su hija han acompañado el doloroso proceso que han vivido desde el día uno en que Vanessa no regresó a casa.

Abi va más allá, le exige a las autoridades que hagan su trabajo, que «hagan justicia para que no haya Ni una más. Para que las personas que cometen estos hechos se den cuenta que asesinar a una mujer en México es un delito grave». Sus palabras espetan un reto a las autoridades encargadas de impartir justicia: Hacer su trabajo en el caso de Vanessa y de todos los feminicidios «para que los hombres y la sociedad se den cuenta que asesinar a una mujer sí repercute en la sociedad».

En el hogar de Vanessa, el mismo donde compartía la vida con sus padres y hermanos, a cinco meses, la siguen esperando «tengo la sensación de que va a llegar», anhela su hermana. Y aunque saben que no sucederá, no se niegan el derecho de soñar y creer. La ausencia es dura, pero saben, como dice don Alfredo, que «a pesar de las horas amargas y tristes que hemos vivido, Dios ha estado con nosotros y nos ha fortalecido». Y también saben que para Vanessa habrá justicia.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
TITLE
ARTIST

Background